Parte de guerra: 3-9 de mayo de 1937

Como es conocido por todos los interesados en la Guerra Civil, el lunes 26 de abril fue bombardeado Gernika en uno de los episodios más sobrecogedores y conocidos de nuestra historia reciente. Y, aunque el siguente dato sea menos conocido, el lunes siguiente, 3 de mayo, un grupo de unos 20 aviones sobrevoló nuestro pueblo de Mungia. La suerte de los mungiarras fue diferente a la de sus vecinos los gernikeses, pero los habitantes de nuestro pueblo bien pudieron entender el mensaje que se les lanzaba: estaban a merced de las tropas nacionales, que si así lo querían, podían en cualquier momento convertir en escombros todo lo que hasta entonces había sido su vida.

Así pues, siguiendo las noticias dadas por el bando republicano, el lunes día 3 de mayo se avistaron por primera vez en Mungia los primeros indicios claros de que la guerra estaba a sus puertas, a modo de una escuadra de aviones que ametrallaron a los transeúntes que andaban por los caminos, causando algunos heridos. Durante las siguientes entradas del blog intentaremos reconstruir en la medida de lo posible el discurrir de estos 42 días que transcurrieron hasta la toma definitiva de nuestra población. Para ello nos hemos basado en las noticias recogidas en la prensa de la época y en los partes de guerra de ambos bandos, pero siendo la información que dan tan interesada, tendenciosa y a veces manifiestamente engañosa, no podemos garantizar un relato del todo fidedigno. Así que esta narración debe entenderse en su justa medida, como posible reconstrucción de lo que pudo pasar, o de lo que los medios de la época quisieron que trascendiese de todo lo que estaba sucediendo. Haremos el seguimiento semana por semana, destacando los hitos más destacables de una contienda que con toda seguridad supuso mucho más para quienes la sufrieron que los fríos datos que en este blog se aportarán.

Así pues, el miércoles de la misma semana, día 5 del mes, los mungiarras de nuevo pudieron ver volar aviones sobre sus casas y campos, cargados de bombas, pero en esta ocasión no dirigidas a ellos, sino al próximo pueblo de Zamudio y las cercanías de Bermeo, según destacan los periódicos republicanos La Voz y El Sol. Esta última población había sido ocupada por las Flechas Negras italianas el día 30 de abril, y a pesar de la contraofensiva lanzada por el bando republicano, los italianos consolidaron su dominio para el 4 de mayo. Las bombas iban dirigidas pues a las posiciones republicanas en las faldas del Sollube.

Los siguientes días, el 6, 7, 8 y 9 de mayo, son los días de la batalla del Sollube, que fue decisiva para la posterior ocupación de Mungia, pues serían las tropas nacionales e italianas provenientes de este frente las que, tras controlar el monte, se irán progresivamente acercando a nuestro pueblo. Así pues, los días 6 y 7 las tropas franquistas fueron ascendiendo el monte, con apoyo de aviación, y con una dura resistencia por parte de las tropas republicanas y gudaris. El resultado fue que el día 8 coronaron el Sollube. Y en lo que respecta a nuestro pueblo, también se vio afectado por las incursiones de la aviación nacional y fascista. De hecho, el día 6 hacia las 10:30 de la mañana, Mungia sufrió el primer bombardeo con bombas pesadas en su propio casco urbano y afueras, bombardeos que se repitieron con bombas de menor peso hacia el mediodía en la parte alta del pueblo. Lo que ocurrió en Gernika, volvía a ocurrir 10 días después en Mungia, aunque afortunadamente en esta ocasión no hubo víctimas mortales. Pero la guerra ya había golpeado directamente y con toda su crueldad a los mungiarras, y estos podían ver desde sus casas las columnas de humo del cercano Sollube, o las tropas republicanas que pasaban con no muy alentadoras noticias por su pueblo como clara señal de que en cualquier momento la tierra que pisaban podía pasar a manos del bando nacional.

Para quien quiera conocer los pormenores de esta batalla tan decisiva para nuestro pueblo, narrados con todo detalle, casi hora por hora, recomendamos el libro Bermeo y la Guerra Civil. La batalla del Sollube, escrito por Francisco Manuel Vargas Alonso, editato por Eusko Ikaskuntza y disponible en la red a través del siguiente link: http://www.euskomedia.org/PDFAnlt/lankidetzan/43/43001483.pdf

El libro es muy recomendable para quien esté interesado, pues además de dar una visión muy completa de la batalla,  describe extensamente el contexto político y social del Bermeo de la II República y de los primeros momentos de la postguerra. Ojalá algún día pueda ver la luz una obra de este calado en lo referente a nuestro pueblo.

Galería | Esta entrada fue publicada en Edad Contemporánea, Publicaciones y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s